Ayerbe
+34 699 20 42 50
info@escultoradediosas.es

FILANDERA EMERGIENDO

El mundo de las Diosas

FILANDERA EMERGIENDO

ESCULTURA FILANDERA EMERGIENDO. Marzo 2019. Santolarieta (Huesca).

En el mes de marzo presenté un proyecto escultórico en la convocatoria de Cosecha de Invierno de la Comarca de la Hoya de Huesca. El proyecto consistía en tallar una obra en piedra arenisca bajo el lema “el Vuelo” y ubicarla en un muro de piedra seca previa reconstrucción del mismo . Allí estuvimos un grupo de gentes junto a dos expertos en este tipo de reconstrucción y colocamos la escultura previamente a su inauguración a finales de marzo. El lugar de su ubicación es la senda desde Santolarieta al salto de Roldán a poca distancia del municipio.

dav

SIMBOLISMO DE LA ESCULTURA

Una de las diosas más importantes del neolítico es la Diosa de la Aguas o Diosa Pájaro-Serpiente o Diosa del Aire o Señora de las Aguas Primordiales.

Esta diosa estaba presente tanto en el cielo como en la tierra, gobernando la fuerza vivificante del agua, asociada siempre a lugares húmedos y a la lluvia.

Las cosmogonías más antiguas describen un universo de aguas primigenias, que se identificaba con la diosa y que a menudo se representaba como un ave acuática o una serpiente.

Con el retroceso de las glaciaciones hacia el 15000 adne. las aves migratorias indicaban el cambio de las estaciones y a la diosa se la representó como híbrido mujer/ave.

La diosa Pájaro era la diosa que se encargaba de proveer la humedad que precisaba el conjunto de la vida para seguir existiendo, y como ave acuática era el nexo entre la tierra y el cielo.

La serpiente siempre ha simbolizado el poder regenerador.

Las dos entidades como Diosa Pájaro o Serpiente, a veces se representan juntas y a veces por separado como diosa del agua y del aire.

dav

La Diosa era el vehículo de la inmortalidad, además de diosas de la vida también en su faceta de aves de presa, eran las diosas de la muerte y la regeneración.

La asimilación de la diosa con aves de presa persistirá en época histórica con diosas como en las egipcias: Nekhbet, Neith y Mut; la siria Anat, la griega Atenea; la germana Walkiria, la irlandesa Morrigan, la vasca Mari, etc.

Atenea es representada muchas veces con alas y el pájaro es su atributo. También lleva a Medusa en su escudo y una serpiente se yergue a su lado. Era la diosa Hilandera y Tejedora del panteón.

Estas diosas tienen relación pues con las diosas Hilanderas y Tejedoras que creaban la naturaleza y los seres. Llevaban una rueca gigante con la que hilaban e iban tejiendo el cosmos.

La figura de la Giganta Filandera aparece como diosa creadora en el pirineo aragonés. Tenemos ejemplos cercanos como la Filandera del Salto de Roldán y la de Riglos. También está presente en otras culturas, como la irlandesa y está asociada como la luna al ciclo creación-destrucción-renacimiento. Se relaciona con las tres Moiras griegas, las Parcas romanas, o las Nornas escandinavas y como ellas, decidía cuando cortar el hilo de la vida.

La opción de elegir a esta diosa estriba en la capacidad para tejer y destejer el cosmos que era ella misma, es decir se autorrealizaba. Era capaz de crear vida y destruirla.

En la escultura propuesta hay un simbolismo, de emerger de la tierra, de lo profundo para a través de un “vuelo del alma” llegar a hacia la luz.

Me parece del todo equiparable a lo que nos sucede en muchas situaciones vitales a los mismos seres humanos.

También considero muy oportuno equiparar la función de la diosa con el acto creativo artístico. Como escultora que acostumbro a manipular la materia, me identifico completamente con el acto de construcción a través de múltiples materiales e incluso el tejido y los hilos. Muchas de mis obras comprenden zonas muy elaboradas junto a otras inconclusas o en proceso de creación, manifestándose en muchos instantes la destrucción. Así como asimilar la creación, al acto de perderse en el laberinto, (símbolo de la diosa neolítica) del inconsciente, para traer una obra inédita y emerger a la superficie.

Igualmente creo que es muy sugerente relacionar el ciclo creativo-destructivo-creativo de la naturaleza personificado en estas diosas con el acto de creación-composición-descomposición de los muros de piedra seca de nuestro entorno, que emergen de la tierra, roca hacia el cielo.

DESCRIPCION DE LA OBRA

La parte inferior de la figura emerge desde sus pies, cerca de la tierra, hasta sus pechos y estará incrustada y formando parte del muro, construida con piedras del mismo, con forma ovoide y con dinamismo de lineas serpentiformes, representando la tierra húmeda y fértil que simbolizan las serpientes.

En el centro aparece un hueco con forma ovoide, haciendo un guiño al poder creador de la diosa, dado que en muchas cosmogonías los huevos de pájaros o serpientes son los protagonistas. En su interior una piedra ovoide con hilos gravados.

.

La parte superior, el torso, estará realizado en piedra arenisca tallada. Emerge del muro y sobresale del mismo formando brazos elevados al cielo con lineas que semejan alas de pájaro y dos pechos con gravados a modo de ovillos ovoides, simbolizando al tejido cósmico que crea la diosa y el vuelo creativo. Como guiño a las diosas hilanderas.

Coronando esta zona se haya la cabeza con rasgos de ave y una cresta.

Os presento dos vídeos, uno de la ejecución de la talla y otro del día de la reconstrucción, ubicación en el murete y del de la inauguración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *